Pyjamarama

 

 

Ficha técnica y créditos

 

Discográfica: Nena Records.

 

Año de publicación: 1999.

 

Formato y soporte: CD recopilatorio. Contiene 15 canciones de los principales grupos valencianos de finales de los ochenta y de otros grupos nacionales como Franky Franky y el Ritmo Provisional de quienes se incluye la canción "Suelta tu risa" perteneciente a su Mini-LP "La rebelión del Llano".

 

Canciones

 

 

Glamour - Imágenes
Comité Cisne - Balas de tranquilidad
Video - La noche no es para mí
Gabotti - Si quiero ser
Betty Troupe - El vinilo
Última emoción - TV pasión
Los auténticos - Mi abuelo
Armas blancas - El ritmo del ahogado
In fraganti - No tengo nada
Lola - Sade
La morgue - Avance semanal
Franky Franky y el Ritmo Provisional - Suelta tu risa (para escuchar esta canción pulsa aquí)
Interterror - Adiós Lilie Marlen
Farmacia de guardia - Cazadora de cuero
Rafa Villalba - El chiquetere

 

 

 

Texto promocional de la discográfica

 

 

Principios de los 80. Eran otros tiempos. Tiempos felices. Y también inocentes. Durante unos segundos, llegamos a creer en el espejismo de que la famosa "movida" que modernizaba Madrid a pasos agigantados podría tener en Valencia un paralelo mediterráneo como el que surgía en el norte, capitalizado en Vigo.


La transición democrática no sólo nos puso al día en cuestión de libertades ideológicas. También nos permitió acceder a la música y los movimientos juveniles que tenían lugar más allá de los Pirineos. Los discos de importación llegaban con fluidez (los enterados hablaban de "música de vanguardia"), y todo el mundo sabía que Inglaterra se convulsionaba por aquellos días con los último coletazos de la new wave, que unos tipos muy elegantes llamados nuevos románticos arrasaban en las listas, que el color negro y los pelos cardados eran las señas de identidad del afterpunk y que los sintetizadores aplicados al pop eran lo más. Y claro, aquí queríamos ser como ellos. Tener nuestra propia cantera de grupos, compañías de discos , pubs y salas de conciertos. Hacérnoslo nosotros mismos.


Y la verdad es que estuvimos a punto de conseguirlo. A punto. Y sí, surgieron compañías (Ediciones Milagrosa, Citra), salas de conciertos (NCC, Planta Baja, Gasolinera) y pubs. En uno de ellos bautizado Pyjamarama, en homenaje a uno de los primeros singles de Roxy Music, se reunía la verdadera materia prima de la incipiente escena: los músicos. Se gestaban nombres que llegarían lejos poniendo a Valencia en el mapa musical estatal y, por qué no decirlo también, otorgándole a la ciudad una fama de amaneramiento pop (la culpa fue de los teclados) que duró años.

 

Pero ahí estaban Glamour que ficharon con Polydor. Tras su separación algunos de ellos se unirían a un alicantino con experiencia (había militado en Garage) y formaría otra banda de éxito: Comité Cisne. Aunque para éxito el de Video, que alcanzaría el disco de oro en la mano de Zafiro, o Betty Troupe, un suerte de B-52's locales que llegaron a ser producidos por el entonces cotizadísimo Nacho Cano. Incluso existían proyectos paralelos como Última emoción y francotiradores del calibre de Gabotti o Rafa Villalba, mientras Armas Blancas coqueteaban con el funk, veteranos ilustres como Bustamante y Remigi Palmero mostraban su lado más poppy en In Fraganti o La Morgue y se destapaban como unos cachondos incurables. A su lado, y muy a menudo enfrentados con ellos, se posicionaban quienes abogaban por las guitarras más afiladas, herederos del punk como los míticos Interterror y socarrones arquitectos pop como Sade.

 

La mecha prendía con rapidez en todas partes. Desde Castellón llegaba la briosa luminosidad de Los Auténticos, en Murcia eran Farmacia de Guardia quienes abanderaban una escena todavía en pañales, y desde Albacete se fraguaba la aventura de Franky Franky y el Ritmo Provisional. El país se encontraba en estado de ebullición y los mayores beneficiados eran los aficionados, a quienes faltaban horas para dar abasto a todo el material que se publicaba. Más o menos como ahora, pero con mucha más ingenuidad.

 

Pyjamarama, el disco, reúne algunas de las canciones emblemáticas de aquella época. Temas que, escuchados a finales de los 90, mantienen una sorprendente vigencia que los legitima, y permiten mirar hacia atrás esbozando una sonrisa de complicidad rememorando noches sin fin, conciertos a la luz de la luna en la Plaza de la Virgen , viejos sencillos de vinilo gastados por el tiempo.


Hoy la mayoría de los personajes que resultaron decisivos a la hora de convertir a Valencia y sus capitales limítrofes en algo parecido a una efervescente escena pop, cuidan su curva de la felicidad detrás de la mesa de un despacho y sólo tienen borrosos recuerdos de aquellos pecadillos de juventud. Otros, por fortuna, han convertido a aquella pasión en modo de vida, y siguen en la brecha grabando, programando salas, escribiendo, editando... para unos y otros, Pyjamarama supone un pedazo de disfrutable nostalgia bien entendida. Y se han quedado muchos nombres en el tintero: Esgrima, los primeros Inhumanos, Seguridad Social, Cómplices (los de aquí, no los de Teo Cardalda), La Resistencia, Los Tomates Eléctricos, Presuntos Implicados, Carmina Burana, Extrema Cordialidad Homicida, Jah Macetas, Bumps, La Gran Esperanza Banca , Rubber...

 

 

 

 

Share

 

 


 

Eventos

Foro

Archivo

Enlaces


 

d
i
s
c
o
g
r
a
f
í

a



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

   Inicio | Volver a la página anterior | Contacto  

Website Design by Juanan Roll